Cuidado y mantenimiento de la plata

Categoría: Noticias Creado: Viernes, 12 Agosto 2016 Escrito por Jose

Todos tenemos alguna pieza de plata de ley que con el paso del tiempo se ha tornado opaca. ¿Si quieres volver a recuperar esa pieza de plata, quieres que vuelva a parecer como nueva, y además utilizando productos ecológicos y de forma económica...?  Te invito a que sigas leyendo este artículo.

Anillos, pulseras, brazaletes, cadenas, colgantes, pendientes, cuberterías, candelabros, bandejas, joyeros, monedas, llaveros…

Estos son algunos de los objetos de plata de ley que podemos encontrar en nuestros hogares. Artículos sin duda de gran valor emocional y económico que con el paso del tiempo pierden su resplandor y color.

Se tornan apagados, sin color, y sin remedio comienza a aparecer un cerco negro dando la sensación de suciedad.

Entonces recordamos el día que compramos ese artículo, vuelve a nuestra mente la imagen, el brillo y el destello que tenía en su momento, hasta nos podíamos reflejar en la plata.

Afortunadamente he probado algunos trucos para limpiar la plata. Por lo que te puedo dar la garantía de que realmente están demostrados y son eficaces. Para empezar en mí caso comienzo por separar las piezas, ya que no es lo mismo limpiar unos anillos o pulseras, que empezar con las bandejas o la tetera del té. juego de te de plata

Tómate tu tiempo, aunque es un proceso rápido el truco radica en la separación de los artículos, como te decía antes, cuando hago la limpieza de piezas pequeñas me refiero a: pequeñas joyas de plata; pendientes de plata, anillos de plata, pulseras de plata, brazaletes de plata, colgantes de plata, cadenas y gargantillas de plata. Alfileres de las corbatas, y gemelos de plata. Cubertería de plata, pequeños ceniceros de plata, y monedas de plata.

Y para las piezas grandes hago lo mismo aunque con una pequeña variación, estas piezas pueden ser las bandejas de plata, la tetera de plata, joyeros de plata, abrecartas de plata, candelabros de plata, incluso hasta un marco de fotos de plata.

Los materiales 

Empecemos con los materiales que necesitaremos para la limpieza de los piezas pequeñas: Agua hirviendo (la cantidad será determinada por el tamaño de la pieza), de ahí la importancia de separar las piezas.

El primero: bicarbonato de sodio. ¡Si, has leído bien! El bicarbonato es un producto milagroso y al que le doy una gran utilidad. Lo mismo lo utilizo a modo de pasta con muy poca agua para dejar como nueva la vitroceramica que para limpiar las alfombras. Ten en cuenta que es un producto ecológico, por lo que no dañas al medio ambiente y ayudas a conservarlo.

El segundo: papel de aluminio. Personalmente no soy una fan de este papel ya que no es nada ecológico, por ello utilizo en su defecto el que envuelve la tableta de chocolate favorita de mis hijos.

Seguimos con un recipiente plano y hondo, como ejemplo, te puede servir el recipiente donde poner la ropa a remojo. Y con todos los materiales preparados, empezamos poniendo el papel de aluminio en el fondo, ponemos las joyas de plata o piezas de plata encima del papel. Vertemos el agua caliente hasta cubrir las joyas y añadimos una cucharada sopera de bicarbonato de sodio. Normalmente si tengo muchas joyas de plata para limpiar suelo añadir dos cucharadas.

No te asustes si aparecen burbujitas, ya que forma de la reacción química. Eso sí, para evitar posibles molestias con los vapores, recomiendo encarecidamente realizar la limpieza al aire libre, es decir; en el balcón, o en la terraza de tu casa.

Para que la limpieza de la plata sea perfecta suelo dejar las piezas entre 15 a 30 minutos (nunca excedo ese tiempo). Ahora solo nos queda escurrir las piezas y tirar al W.C. el agua sobrante de la limpieza. (Te recomiendo que guardes el papel de aluminio para futuras limpiezas).

Seguramente te habrás quedado de piedra al ver tus joyas relucientes. Han recuperado su brillo y el color negruzco ha desaparecido. Seca bien las piezas, es más frótalas y aun brillarán más.
Si queda algún resto de negro, puedes optar por limpiar con un cepillo de dientes que no ya no utilices (eso sí, siempre con guantes).

Con las grandes piezas, siempre y cuando no estén muy ennegrecidas seguiremos con el proceso. Salvo que impregnaremos un trapo con la mezcla preparada y después frotaremos las piezas hasta conseguir el abrillantado. Evitando así el dejarlas las sumergidas.

Otra opción es vender los artículos de plata que ya no te gustan, en OroCash Valencia te ofrecemos el servicio de compra venta de plata, oro y diamantes. Lo compramos tanto si están en perfecto estado como si están deterioradas y siempre a la máxima cotización. 

 

 

No pierda tiempo

Compramos relojes

Gestion de empeños

Empeños valencia

Compramos sus diamantes

Compramos diamantes